fbpx

Pasos paras solicitar la Ley de Segunda Oportunidad

segunda oportunidad proceso

¿Necesitas ampararte bajo la Ley de Segunda Oportunidad? Te contamos cómo puedes beneficiarte de este paraguas legislativo que te ayuda a solventar tus problemas con lo que debes.

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

Rápidamente, repasamos qué es la Ley de Segunda Oportunidad. Ten en cuenta que la ley de segunda oportunidad es un procedimiento utilizado para ayudar a personas físicas y autónomos que están pasando por una situación económica complicada y necesitan saldar, de una u otra forma, las deudas que han contraído.

Gracias a la Segunda Oportunidad, es posible renegociar las dudas y librarse de parte de ellas. Su objetivo es el de ofrecer un auxilio a aquellas personas que, aunque hayan tenido la mejor fe y hayan sido buenos pagadores, estén viviendo un mal momento económico. De la misma forma, la Ley no deja desamparados a los acreedores, también tiene en cuenta sus derechos.

¿Quién puede acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

No todo aquel que esté ahogado en deudas es apto para solicitar esta ley, existen ciertos requisitos que se deben cumplir para poder aprovecharla.

Recuerda que la deuda contraída no puede superar los 5 millones de euros.

Acreditar que no puede enfrentarse a sus deudas

En este punto, la clave es demostrar que se ha liquidado el patrimonio en el concurso de acreedores y que, por lo tanto, ha pagado todo lo posible a sus acreedores. Debe estar libre de dinero y activos para afrontar sus deudas.

Demostrar que ha existido buena fe

Actuar de buena fe tiene una importante carga, el deudor debe haberse encontrado en esa situación sin haberla buscado. ¿Qué es exactamente esta buena fe?

  • Ha intentado llegar a un acuerdo con los acreedores antes de comenzar el concurso.
  • No ha sido actor voluntario de la situación. Dicho de otra manera, no se le ha declarado culpable en el concurso.
  • No se ha acogido a esta Ley durante los últimos diez años.
  • El deudor no debe haber cometido anteriormente ningún tipo de delito de tipo económico.
  • Tampoco puede haber rechazado un trabajo que sea adecuado a sus capacidades y conocimientos.

Comenzamos el proceso para solicitar acogernos a la Ley de Segunda Oportunidad

Antes de empezar con el proceso, recuerda que deber escoger un abogado en el que puedas depositar tu confianza y te ayude en un tema tan delicado como este. Desde Finalca podemos asesorarte y ayudarte a conseguir un abogado que pueda ayudarte en el proceso. No puedes ignorar que, aunque, en principio, pueda parecer un proceso judicial común, su resolución podrá afectar a gran parte de tu vida, por lo tanto, necesitarás contar con alguien que pueda asesorarte y guiarte.

Una vez que ya cuentas con un profesional que pueda acompañarte en este camino, deberás iniciar la primera fase del proceso: el acuerdo extrajudicial de pago.

¿Qué es el acuerdo extrajudicial de pago?

El acuerdo extrajudicial de pago es un mecanismo gracias a la cual, podremos negociar con los acreedores antes de acudir a la vía judicial. En otras palabras, se trata de acordar extrajudicialmente el pago de deudas anteriormente contraídas.

Es una fórmula que permite combatir problemas financieros ayudando a que los afectados, en situación de quiebra, puedan sanear su economía y comenzar de nuevo con sus vidas.

Solicitamos acogernos a la Ley de Segunda Oportunidad

Para poder iniciar el proceso, el primer paso es la solicitud que deberemos dirigir al notario, en caso de ser persona física, o al Registro Mercantil, si eres autónomo. No olvides que la dificultad de la presentación de esta solicitud requiere ponerse en manos de un experto.

Para poder realizar esta solicitud deberás aportan una gran cantidad de documentación que, entre otras cosas, refleje que de verdad se es un candidato en situación de poder acogerse a esta Ley:

  • Tipo de insolvencia por la que está pasando el deudor.
  • De donde deriva la situación de insolvencia.
  • El importe aproximado de las deudas que no se han saldado.
  • Estimación de bienes y derechos del deudor.
  • Debe estar claro si se ha producido alguna de estas situaciones:
    • Que se haya producido un acuerdo extrajudicial de pago con los acreedores.
    • Si se cuenta con un acuerdo extrajudicial de refinanciación que esté homologado.
    • Que en los últimos 5 años, el deudor haya sido declarado en concurso de acreedores.
  • Tiene que quedar constancia si en el momento actual se está negociando con los acreedores.
  • Un inventario de todos los bienes y derechos con los que cuenta el deudor, siempre justificado con documentación oficial (certificado de rentas, nóminas o desempleo, impuesto de Patrimonio…)
  • Cuentas bancarias a nombre del deudor.
  • Capital mobiliario y sus certificados.
  • Bienes muebles e inmuebles de los que sea titular el deudor.
  • Lista con una relación de los acreedores que incluyan datos relativos a las deudas, fechas de vencimiento, obligaciones…
  • Gastos mensuales previstos.

¿Y ahora qué?

Una vez que ya se cuenta con toda la documentación requerida y se ha presentado al Notario o al Registro Mercantil.

En este momento entra en juego el beneficio de exoneración del pasivo (BEPI). Un mecanismo por el cual el deudor podrá librarse judicialmente de toda o parte de la deuda. Será un juez quién decida el porcentaje de la deuda de la que se exonerará al deudor. Lo hará con una ponderación de la situación de las partes.

Eso sí, los acreedores están protegidos con la Ley de Segunda Oportunidad, de forma que podrán solicitar la renovación del BEPI si se ha utilizado de forma abusiva.

¿Qué beneficios puede aportar acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

Una vez que ha finalizado el proceso, el deudor podrá volver a empezar con su vida sin problemas económicos.

Encontrarse en una situación de endeudamiento como autónomo o particular puede suponer gran cantidad de problemas en nuestro día a día. Si nos acogemos a esta Ley podemos obtener ciertos beneficios que mejorará nuestra situación económica, pero también afectará positivamente a nuestra situación personal:

  • Gracias a esta Ley estaremos de nuevo en disposición de solicitar financiación.
  • Desapareceremos de los listados de morosidad.
  • Podremos contar con una tarjeta de crédito.
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest