fbpx

Seguros de crédito y caución: conócelos

seguros de credito y caucion

Queremos hablarte de dos tipos de seguros que, a pesar de ser ofrecidos de forma conjunta, tienen particularidades diferentes. Se trata de los seguros de crédito y caución. Cada uno de ellos aporta diferentes ventajas y tiene unos objetivos determinados que pueden ser esenciales para el desarrollo de una empresa.

Para poder entender bien en qué consiste cada uno de ellos vamos a desgranarlos y a saber que los caracteriza y por supuesto qué ventajas supone su contratación.

¿Qué son los seguros de crédito y caución?

Los seguros de crédito y caución tienen el objetivo de proteger a una empresa frente a riesgos comerciales, lo hacen tan por impago como por incumplimiento. Son dos productos muy distintos, pero que tienden a ofrecerse de forma conjunta, esta es la razón por la que en muchas ocasiones no somos capaces de distinguir las particularidades de cada uno de ellos. Lo que sí que debemos tener en cuenta es que solo se activan en caso de que haya un incumplimiento de una de las partes.

Seguros de crédito, características

En el caso de los seguros de crédito, nos encontramos ante una herramienta de carácter financiera que se utiliza para proteger a las empresas del riego de impago en las cuentas que pueda tener sin cobrar, se aplica en cado de que las operaciones comerciales se hayan llevado a cabo mediante crédito.

Este seguro ofrece la opción de tener una garantía para poder seguir vendiendo y facturando sin que sea necesario preocuparte por el cobro de ciertas deudas.

Las principales garantías que proporciona este seguro son la prevención, el recobro y la indemnización.

Lo que caracteriza sus objetivos y su funcionamiento es:

  • Cubre los riesgos de impago.
  • Garantiza que se indemnice por impago en caso de realizar ventas a crédito.
  • Cubre el riesgo de impago por parte de los clientes del titular del crédito.
  • El tomador hace las veces de asegurador frente al impago de los clientes.

¿Cuándo necesito un seguro de crédito?

Un seguro de crédito es necesario en caso de que una empresa venda a crédito, ya que permite conocer la solvencia de la cartera de clientes, asegurando que se cobren las ventas realizadas. La garantía que aporta este crédito cuenta con algunos servicios extras como son el recobro o la financiación bancaria o no bancaria.

Gracias a este tipo de seguros, una empresa tiene la posibilidad de invertir sus ahorros en el desarrollo del negocio sin tener que preocuparse por posibles impagos.

 Ventajas de un seguro de crédito

Contratar un seguro de crédito cuenta con multitud de ventajas que pueden ser claves a la hora de desarrollar nuestra empresa. Entre las ventajas que nos puede ofrecer este tipo de seguros se encuentran:

  • Prevención de posibles impagos.
  • Conocimiento mayor acerca de la solvencia de la cartera de clientes.
  • Ayudas para mejorar el desarrollo comercial y su entrada en nuevos mercados.
  • Mejora de la capacidad para pedir financiación.
  • Mayor capacidad de recuperación de deudas pendientes.

Seguros de caución, características

En la otra mano nos encontramos los seguros de caución. El objetivo de este tipo de seguros es asegurar el cumplimiento de que se lleve a cabo una obligación por parte del asegurado ante un tercer actor al que se conoce como beneficiario. El seguro de caución se conoce también como seguro de garantía.

En el seguro de caución, el asegurador se compromete a indemnizar al asegurado por un perjuicio sufrido en caso de que el tomador del seguro incumpla con las obligaciones estipuladas en el contrato.

Se trata de un tipo de seguro al que se suele recurrir cuando una de las partes de un contrato requiera que la otra garantice que va a cumplir con ciertas obligaciones. En caso de que el tomador no haya cumplido con su parte del contrato, sería la aseguradora quien pagaría la deuda contraída o le indemnizaría en caso de daños.

En resumidas cuentas, lo que caracteriza a un seguro de caución es:

  • Ofrece cobertura de las obligaciones contractuales o legales.
  • Garantiza la indemnización de los daños que haya podido causar el tomador en caso de no cumplir con sus obligaciones.
  • El asegurado es el beneficiario del seguro.
  • Aporta cobertura por el riesgo de incumplimiento de una obligación contractual jurídica por parte del tomador del seguro.

A su vez, el seguro de caución cuenta con una alta variedad de garantías y coberturas:

  • Garantía de oferta que le permite acceder a concursos públicos, licitaciones o subastas.
  • Garantía de ejecución que garantiza el cumplimiento de obligaciones pactadas.
  • Garantía de anticipo que cubre los casos en que se deba adelantar una cantidad.
  • Garantía aduanera para cuestiones de tasas entre países.
  • Garantía de calidad para cubrir los estándares de calidad de un producto o servicio.
  • Garantía de aplazamiento de IVA e IRPF.

¿Cuándo necesito un seguro de caución?

El seguro de caución se contrata en cada de necesitar el cumplimiento de distintas clases de obligación que se exigen a una empresa en el servicio de la actividad que realiza. Estas obligaciones se pueden pedir desde administraciones públicas o desde la empresa privada.

Puede que sea necesario contratarlo por obligación contractual con la administración o por una cuestión legal ante autoridades o fondos de garantía.

Gracias al pago de esta póliza, el asegurado tendrá la garantía de que se llevará a cabo la indemnización requerida en caso de que no cumpla con una de sus obligaciones.

Ventajas de un seguro de caución

El seguro de caución cuenta también con ventajas muy reconocibles que lo hacen atractivo para las empresas. Algunas de estas ventajas son:

  • Mejora en la capacidad de crédito de la empresa.
  • No cuenta con gastos de notaría.
  • Se emite con premura.
  • La prima que se paga es 100% deducible.
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest