fbpx

9 pasos para comenzar a ahorrar

micheile-dot-com-ZVprbBmT8QA-unsplash

La gestión de tus finanzas personales es clave a la hora de conseguir ahorrar. Muchas veces nos asustamos de cómo el dinero desaparece de la cuenta y no nos percatamos de lo importante que es contar con una buena educación financiera para poder gestionar, de una forma adecuada, nuestro dinero.

Para que no termines debiendo más dinero del que ganas, hoy queremos contarte algunos pasos importantes que puedes dar si quieres comenzar a ahorrar y no verte, todos los meses, ahogado en gastos.

1. Conoce tus finanzas

Lo primero que debes tener claro es cual es tu situación real. Tus ingresos, tus gastos, las facturas, créditos, las aportaciones de ahorro…

Aprende de tus aciertos y errores haciendo un seguimiento de lo que haces durante un mes. Podrás ver claro cuánto ingresas y cuánto gastas. Esto te permitirá ser consciente de tu capacidad de ahorro, de si estás gastando más de lo que ganas o no.

Para poder conocerte mejor debes separar tus gastos en fijos y variables. Dentro de los fijos contarías con cosas como:

  • Facturas de suministros
  • Renta del alquiler
  • Devolución de préstamos

Estos gastos son difíciles de ajustar. Por otro lado, contarías con gastos variables, mucho más fáciles de ajustar:

  • La compra en el supermercado
  • Las suscripciones
  • La compra de ropa o cosmética
  • El ocio

Debes centrarte en cuál de estos últimos gastos puedes recortar lo suficiente, de forma que seas capaz de ahorrar más dinero todos los meses.

Tras este primer análisis, sigue examinando cómo lo haces mes a mes. De esta forma podrás seguir ajustándote y mejorando tu capacidad ahorrativa.

2. Establece un presupuesto mensual

Una vez que conoces tus gastos, es el momento perfecto para establecer un presupuesto mensual. No pierdas dinero en microgastos, cada euro importa.

Si tienes claro lo que puedes o no gastar, te será más sencillo comprobar qué es superfluo y totalmente prescindible.

3. Amortiza las deudas que tengas pendientes

Si quieres conseguir ahorrar lo más rápido posible, la mejor opción que tienes es conseguir amortizar lo más rápido posible tus deudas. Piensa que, cuánto más tardes en devolverlas, más altos serán los intereses que pagues por ello.

La regla del 50 30 20

Te proponemos que, para amortizar tus deudas, utilices la regla 50/30/20. Una regla que creó la senadora americana Elisabeth Warren durante su periodo como catedrática de Harvard:

  • El 50% de tus ingresos debes destinarlo a tus necesidades o gastos fijos.
  • El 30% puedes gastarlo en tus caprichos o en los gastos variables.
  • Por último, el 20% tienes que apartarlo para el ahorro.

4. Abre una cuenta de ahorro

Si puedes tener una cuenta de ahorro en la que apartar el dinero que no vas a tocar ese mes, te será mucho más sencillo no utilizar ese dinero para los gastos diarios o para un capricho que puedas tener en un momento determinado.

Además, contar con una cuenta de estas características te puede permitir automatizar tus ahorros, es decir, pasar con una transferencia periódica los gastos de una cuenta a otra para que todos los meses tengas un fijo ahorrado.

5. Pon un límite en la tarjeta

Si tienes un techo en tu tarjeta de crédito o débito, te será mucho más sencillo no tener gastos por encima de tus necesidades. Esto provocará que gastes menos y, por lo tanto, tu capacidad de ahorro aumente y te permita quedarte con más dinero a final de mes.

Recuerda que los límites que te pongas en la tarjeta pueden ser de carácter diario y que muchas entidades te permiten modificarlo en momentos puntuales de forma muy sencilla si lo necesitases para un gasto determinado.

6. Recorta gastos

Aunque ya hemos comentado que los gastos como el alquiler son más difíciles de ajustar, eso no quiere decir que no haya maneras de conseguir reducirlos. Si pagas demasiado por tu vivienda, puedes compartirla con otras personas o incluso buscar una más barata que se ajuste más a tus necesidades. Un ahorro mensual de la renta puede suponer mucho dinero más a final de año.

De la misma forma, hay facturas en las que puedes conseguir pagar menos. Para ello existen algunos trucos que pueden venirte realmente bien:

  • Busca ofertas o cambia al proveedor que mejores condiciones económicas te ofrezca.
  • Restringe algunos servicios que te ofrecen y realmente no necesitas. Muchas veces cuentas con tarifas muy amplias que estás pagando sin utilizar.
  • Cambia tu iluminación o tu sistema de calefacción a uno que gaste menos.
  • Cancela aquellas suscripciones que no utilices o que no veas necesarias.
  • Recorta los gastos en el supermercado. Para ello puedes hacer cosas como planificar tus comidas, buscar productos más baratos o de oferta o limitar el consumo de algunos productos más caros.
  • Busca realizar actividades gratis y llena tu tiempo de ocio con cosas que apenas te cuesten dinero.
  • Conduce de forma más eficiente.

7.Establece una meta de ahorro

Si quieres llegar a un objetivo marcado, te será mucho más fácil buscar el camino para llegar a él. Para ello puedes marcarte metas a corto y largo plazo que supongan un horizonte que te permita seguir un camino determinado para llegar.

Para ellos puedes utilizar herramientas de apoyo como una cuenta de ahorro, un depósito o incluso un fondo de pensiones.

8. Piensa dos veces cada gasto

Muchas veces, sobre todo si lo que estamos comprando es barato, no pensamos demasiado a la hora de hacer el gasto. Esto supone que derrochemos el dinero en cosas superficiales o que realmente no necesitamos tanto como creemos.

Siempre que vayas a llevar a cabo un gasto, plantéate dos veces si es realmente necesario llevarlo a cabo o si solo es un capricho. La impulsividad es enemiga del ahorro.

9.Vende aquello que no utilices

Cada vez es más común encontrarse con plataformas de venta online que nos permiten deshacernos de aquellas cosas que ya no utilizamos o que compramos pensando que podían ser un gasto interesante y terminaron por quedarse sin estrenar en un armario del pasillo.

Gracias a estas pequeñas ventas, podrás conseguir quitar trastos de tu casa, ganar espacio y aumentar algunos euros tus ahorros.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest