fbpx

Primeros pasos para empezar a invertir

inversion

Invertir puede parecer un paso muy complejo, pero a la vez muy atractivo si lo que queremos es obtener rentabilidad por nuestros ahorros. Te contamos en este artículo los primeros pasos que debes dar para empezar a invertir.

Si siempre te ha atraído invertir, pero nunca has sabido cómo hacerlo, este es tu momento.

Algunos conceptos previos que debes conocer

Para poder introducirnos en el mundo de las inversiones, es imprescindible que primero conozcamos algunos términos que vamos a escuchar y usar con frecuencia. Conocer sus definiciones será clave a la hora de tomar decisiones y continuar por nuestra estrategia.

Riesgo

El riesgo es un concepto que queda asociado a las fluctuaciones que están directamente relacionadas con la inversión que estamos realizando respecto a los valores esperados.

Para intentar minimizar el riesgo es importante evaluar la inversión y anticiparse a lo que puede pasar. Además, un buen consejo para que sea menos peligroso es diversificarlo y, por supuesto, utilizar herramientas que gestionen el riesgo financiero.

Rentabilidad

La rentabilidad es la capacidad que el dinero tiene de generar ganancias.

La rentabilidad se basa en estas dos premisas:

  1. Si el riesgo es igual en diferentes opciones, debes elegir siempre la que aporte mayor rentabilidad.
  2. Si lo que es igual es la rentabilidad, elige siempre la que menos riesgo tenga.

1. ¿Qué objetivos quieres conseguir?

Antes de comenzar a invertir, es importante que te plantees que quieres conseguir con la inversión. Es el momento perfecto para definir tus objetivos y determinar qué tipo de estrategia quieres llevar, de esta manera, sabrás cuánto debes arriesgar o qué tipo de inversión debes llevar a cabo, si puedes plantearte más o menos riesgos.

Es el momento de que te hagas diferentes preguntas que puedan ayudarte a tomar decisiones:

  • ¿Con estas inversiones buscas un ahorro en concreto, un importe y un motivo definido?
  • ¿Existe un tiempo determinado en el que necesites conseguirlo?
  • ¿Dependes de ellos para cumplir tus objetivos o es solo una parte más del dinero del que dispones?

Recuerda que cada una de estas preguntas debes resolverlas de forma sincera y siendo muy consciente de lo que de verdad necesitas. Mantén tu mente clara y establece una meta que te ayude a llevar a cabo una planificación financiera que te deje ver el final que quieres alcanzar más allá de los problemas que puedan surgir por el camino.

2. ¿Qué tipo de inversor eres?

Aunque parezca que sí, no todos los inversores son iguales. No todas las personas cuentan con los mismos objetivos, tienes las mismas necesidades, el mismo capital que puedan invertir o la misma temeridad a la hora de lanzarse con una inversión. Dependiendo de tu situación o necesidades puedes ser:

  • Conservador: si eres este tipo de inversor, seguramente para ti sea más importante conseguir seguridad, aunque la rentabilidad de tu inversión nunca llegue a ser lo suficientemente alta.
  • Moderado: para los inversores moderados, el riesgo es algo mayor que para los anteriores. En este caso se sigue buscando estabilidad, pero se requiere sacar rentabilidad. Los tipos de inversiones que realiza un inversor moderado, normalmente, son a medio plazo.
  • Dinámico: los inversores dinámicos son muy versátiles y tienen como objetivo generar la máxima rentabilidad en un plazo relativamente corto. Su meta es conseguir que, a medio plazo, hayan podido aumentar hasta el 60% de la renta variable.
  • Tolerante: en este caso, estamos hablando de los inversores que asumen más riesgo, pero eso sí, son los que tienen más posibilidades de ganar. Dicho de otra forma, los inversores tolerantes pueden llegar a asignar el 100% de la renta variable.

En internet existen muchas guías que pueden mostrarte los diferentes tipos de inversores que existen e incluso pueden ayudarte a descubrir en qué grupo encajas mejor y qué pasos puedes dar en cada situación.

3. ¿Cuánto dinero quieres invertir?

No es necesario que invirtamos todo el dinero del que disponemos. Es por ello por lo que uno de los primeros pasos que debemos dar, antes de desarrollar la estrategia que vamos a seguir, es decidir qué cantidad es la que vamos a emplear en nuestras inversiones. Este paso te ayudará a poner límites y evitar pérdidas que puedan ser muy dañinas para tu economía.

Es importante que, antes de tomar esa decisión, te sientes, organices tus finanzas y calcules qué cantidad de dinero puedes invertir sin que esto te suponga un problema. Debes ser consciente de que, a lo largo de la inversión, el dinero del que dispongas cambiará de valor y que eso, no debería afectarte en tus finanzas. El dinero con el que pagas tus gastos necesarios no tienes que invertirlo.

De la misma manera, debes descubrir cuáles son los mínimos que te requerirá realizar la inversión que pretendes hacer y ver si es posible llevarla a cabo.

4. Elige un producto financiero

Este es uno de los pasos más importantes que vas a dar, debes conocer muy bien el producto financiero que vas a elegir y asegurarte de que se acomoda a tu perfil, tu situación y será capaz de estar en consonancia con tus objetivos.

Puedes buscar productos que te den más seguridad al comienzo e ir buscando otros con más riesgo. Lo importante es que puedas sentirte cómodo con tus elecciones, para ello muchas veces es más sencillo elegir productos más comunes y conseguir que alguien pueda informarte de lo que estás comprando.

5. Desarrolla la estrategia

Dentro de la estrategia que vayas a elegir, debes de tener en cuenta que el tiempo que vas a utilizar es clave. No es lo mismo que necesites invertir a corto, medio o largo plazo.

Hazte ciertas preguntas que puedan ayudarte a desarrollar esta estrategia, preguntas que te pongan en situación y que te permitan descubrir qué pasos deberás seguir:

  • ¿Cuánto tiempo voy a invertir?
  • ¿Cuándo quiero obtener ganancias?
  • ¿Cada cuánto quiero saber cómo van mis inversiones?
  • ¿Llevaré yo a cabo todo el proceso o prefiero la ayuda de un experto?

6. A invertir

Tras conocer estos primeros pasos, ha llegado el momento de que busques la forma de comenzar con tus inversiones y saques esa rentabilidad a tus ahorros que tanto necesitas para cumplir tus objetivos.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest